22 d’abril de 2010

SAMARANCH A CAL SASTRE

José Maria Fontana (1911-1984) ens parlà de Juan Antonio Samaranch desvetllant una curiosa anècdota al voltant de la seva fugida de la Catalunya republicana. Va cridar-me l’atenció quan vaig llegir el seu llibre Los catalanes en la guerra de España i ara la rescato per a l'ocasió... del paper vell a la pantalla de l'ordinador. Aquí van les paraules d’aquest conegut falangista reusenc:

“A los catalanes nos gusta hacer las cosas con propiedad, como es debido; pero nunca pude pensar que alguien llegara al extremo de vestirse, o disfrazarse, de fugitivo. Confieso que me equivoqué, pues durante nuestra estancia en la estación marítima, agazapados en cualquier rincón y con el corazón en un puño por los interminables trámites y consiguienets riesgos, vi aparecer un buen amigo que entraba cautelosamente, mirando a derecha e izquierda, con una gorra hundida hasta las orejas, con gafas de sol y una bufanda que le obstruía hasta la respiración por las fosas nasales. Esto es, con el más acabado disfraz de fugitivo que imaginarse puede. Aunque, en este aspecto, quien batió el record fué Juan Antonio Samaranch, entonces un muchacho, ataviado, por encargo de su madre al sastre de la casa, con un traje “especial para huídas”, apto para el frío, ligero, no obstante, por si apretaba el calor; tan holgado que permitiera dormir vestido, con bolsillos donde poder llevar comida, etc., etc. En fin, algo digno de haber sido patentado!”

Foto: Vilaweb.

1 comentari:

Albert B. i R. ha dit...

I aquí se li donen funerals d'estat, els mitjans no paren de llençar-li floretes i molts dels nostres polítics l'elogien. Quin fàstig!